Dow Center: un centro deportivo de excelencia en Argentina - De Taco | Abrimos el juego

Tras su inauguración en julio del 2019, el Dow Center de Bahía Blanca es considerado por los expertos como uno de los mejores centros de entrenamiento y alto rendimiento de Latinoamérica e incluso del mundo. Este espacio impulsado por Juan Ignacio Pepe Sánchez es único. No solo es la cancha de básquet más moderna de nuestro país, sino que además es un complejo de excelencia para la realización de este y otros deportes.

Federico Elías, un juvenil de 20 años que actualmente es jugador de Bahía Basket en la Liga Nacional, vive en el Dow Center y asegura: «Es el hogar ideal para cualquier deportista, te ayuda a potenciar tus fortalezas, a mejorar tus debilidades y principalmente a crecer. Es un lugar para crecer desde lo deportivo, desde lo personal, para madurar. A veces no es fácil estar donde entrenás todo el día, pero está tan bien pensado que hay espacios de ocio, espacios para entrenar y la verdad que no te das cuenta que estás viviendo donde estás entrenando y jugando todos los días. Es un lugar que está hecho a la perfección para vivir el tiempo que te lleve y aprovecharlo al máximo».

El Dow Center nació en la búsqueda de un crecimiento en el básquet nacional. Sánchez tiene la idea de que el deportista viva los 365 días del año en su lugar de entrenamiento, que en un solo espacio tengan todo y estén cómodos, algo parecido a lo que el exjugador vivió en los campus universitarios y «training facilities» de la NBA. Esto se cumple gracias a su disposición física, ya que cuenta con una serie de residencias para jugadores, vestuarios a nivel NBA, un gimnasio de alto rendimiento y un estadio para más de 3.000 personas sentadas, que cuando esconde sus tribunas plegables se convierte en un amplio espacio de entrenamiento que incluye tres canchas con tableros, aros y demás elementos necesarios; además posee una zona de gastronomía, un centro de medicina y rehabilitación, y varias salas que sirven para video, estudio, reuniones e incluso como oficinas administrativas y comerciales.

Profundizando sobre esta experiencia, Federico agrega: «Vivir ahí es una locura porque cada cosa que hacés, es una mejoría para tu carrera: ir a almorzar la comida saludable, hacer la parte de kinesiología, las canchas de nivel elite y entrenar ahí te motiva más que estar en cualquier lado».

Ahora bien, el centro de atención del Dow Center es el básquet, por lo que más del 50% de la superficie operativa está destinada al uso y a las actividades exclusivas del equipo Bahía Basket. Pero no es la única actividad que se realiza. El proyecto se asemeja sutilmente a un club, aunque con una tonalidad de avance y modernidad impresionante. Cuenta con salones de ejercitación y espacios para clases abiertas a la comunidad, tal y como lo hace cualquier gimnasio o club, pero en este caso todos están equipados con la última tecnología.

«Es increíble y me encanta que, por más de que sea algo donde se ve básquet normalmente, cualquier persona pueda ir y ejercitar o hacer alguna clase de lo que quiera. Y como siempre estás viendo la cancha de básquet, capaz vos decís ‘bueno me voy al gimnasio un ratito a hacer ejercicio’ y por ahí te enganchaste justo un partido de Liga y lo ves mientras estás corriendo en la cinta», cuenta Sofía Aispurúa, jugadora de la Selección Nacional femenina de básquet que vivió la experiencia Dow en noviembre del 2019, cuando argentina jugó el Preolímpico en la ciudad.

A esta iniciativa para los deportistas y la comunidad, se le suma una característica importantísima en su arquitectura, ya que desde el día uno el Dow Center es un centro sustentable de 7500m2, un edificio «verde». ¿Por qué? Su construcción se realizó de manera respetuosa con el medio ambiente, limitando los impactos negativos y potenciando los positivos. Su funcionamiento le permite reducir el consumo de energía y agua, además de utilizar energías renovables. Por otro lado, posee una gran cantidad de espacios verdes perfectos para poder realizar cualquier tipo de actividad, pero sin dudas lo más novedoso es que justo fuera del estadio hay una huerta propia.

Haciendo un análisis de todo este proyecto y su experiencia viviendo ahí, Federico Elías sostiene que «Pepe (Sánchez) puso la vara muy alta con esta iniciativa y es un espejo tanto a nivel nacional como internacional». Además, destaca: «Para cualquier otro que quiera arrancar con un proyecto similar, creo que no hay nada para mejorar. Sólo es ir, disfrutarlo, y observar. Te podés quedar horas mirando el ambiente porque la verdad es increíble».

Para Sofía, «la experiencia de estar ahí fue increíble, primero por lo que es la instalación en sí y segundo por el proyecto que plantea Pepe y toda la gente que está detrás». Y completa: «Me parece que es muy innovador y que está bárbaro. Hablando del básquet, nos favorece un montón tener otro lugar de instalación a nivel básicamente europeo o NBA en el país, porque hay veces que no podemos contar con el CeNARD. Ojalá que exista más gente que tenga la posibilidad y que quiera hacer un lugar así porque me parece que el básquet en Argentina puede crecer un montón si cuenta con este tipo de instalaciones».

La propuesta del exjugador de la Generación Dorada es que el Dow Center sea un imán de otros deportes, dándole la posibilidad a que todos se acerquen para compartir conocimiento específico de sus disciplinas con el fin de nutrirse uno del otro. Es por esto que en los primeros meses de su funcionamiento el establecimiento fue visitado por el cuerpo técnico de Los Pumas (Mario Ledesma y Nicolás Fernández Miranda), por dos referentes del polo (Eduardo Heguy y Eduardo Novillo Astrada) y el especialista en movimientos, Enrique Pisani.