Deportistas y atletas en cuarentena: ¿Cómo viven las estrellas rumbo a Tokio 2020? - De Taco | Abrimos el juego

En un mundo paralizado por el COVID-19, los deportistas debieron mantenerse activos con vistas a los Juegos Olímpicos que se realizarán en 2021. En la mayoría de los países, el aislamiento fue estricto y los atletas tuvieron que cumplir con la cuarentena. Mientras esperaban el retorno a las actividades, aprovecharon las redes sociales y los medios para compartir sus experiencias.

LUIS SCOLA (ARGENTINA, BÁSQUET)

El jugador de la Selección nacional era parte de Olimpia de Milán cuando comenzó la cuarentena. Scola declaró en ese momento que los Juegos Olímpicos estaban en un segundo plano en relación con la pandemia. Meses más tarde, en el Podcast “Hola! Qué tal, Cómo estás?”, aseguró que tenía muchas ganas de estar en Tokio 2020 y anunció también de manera oficial su salida del equipo italiano. Todo el deporte espera ver a Luifa en los Juegos Olímpicos para su despedida definitiva en la Selección.

MARIANA PAJÓN (COLOMBIA, CICLISMO – BMX)

La súper estrella colombiana se mostró reflexiva desde el comienzo del confinamiento. En Instagram, publicó su cotidianidad junto a su pareja, Vincent Pelluard, ciclista de BMX, con quien realizó entrenamientos diarios en su hogar. En sus posteos, habló de la revalorización de las cosas simples de la vida en este momento difícil de sobreadaptación de los deportistas. La doble campeona olímpica también compartió recetas de cocina, mostró su gimnasio y realizó encuentros virtuales con médicos y psicólogos acerca de la situación que se vive para aconsejar cómo mantener la motivación y concentración. Una manera distinta de vivir esta cuarentena, pero sin dejar de tener como objetivo la triple corona olímpica en Tokio 2020.

ELIUD KIPCHOGE (KENIA, MARATÓN)

El campeón en Río 2016 está en cuarentena junto a su familia. “Mis jornadas han cambiado porque paso mucho tiempo en casa. Me levanto, tomo una ducha, desayuno y luego toca ejercicio. Por la tarde salgo a correr 10 kilómetros. Al regresar tomo un té, ceno y me voy a dormir”,  expresó el atleta al diario Marca.

Al comienzo de la pandemia, Kipchoge publicó en Instagram la postergación de la Maratón de Londres que se aplazó para octubre y en la que buscará un nuevo récord. A principio de junio y junto a NN Running Team, fue parte del relevo virtual “MA RA TH ON”, donde más de 100 mil corredores participaron realizando tramos de 10.5 km en cintas, senderos y caminos a través de la aplicación Strava.

SIMONE BILES (ESTADOS UNIDOS, GIMNASIA ARTÍSTICA)

La gimnasta más exitosa de la historia pensaba retirarse este año después de Tokio, pero confirmó que seguirá entrenando para estar en la próxima cita olímpica. Biles estaba preparando un movimiento que nunca fue realizado en competencia por una mujer: el “Yurchenko double pike vault”, que publicó en Twitter y consiste en saltar de espaldas al potro y realizar una pirueta doble antes de caer. Durante la cuarentena realizó ejercicios y desafíos muy divertidos relacionados con sus habilidades que compartió en redes. También donó una malla de competición para la subasta de “Athletes for COVID-19 relief”, una campaña para ayudar a personas damnificadas por la pandemia. Mientras el mundo del deporte espera ver a Simone Biles en Japón, la estadounidense tiene las cosas claras: “La cabeza será un factor fundamental para que no nos afecte la postergación”, declaró al programa Today Show.

A mediados de junio, la mejor gimnasta del mundo presentó una demanda formal contra el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos, en la que abogados de 140 atletas realizaron una moción para que directivos olímpicos testifiquen con respecto a la causa de abuso sexual del médico del equipo Larry Nassar, quien fue condenado a 175 años de prisión por abusar de más de 300 deportistas.

 

THIAGO BRAZ  (BRASIL, SALTO CON GARROCHA)

La estrella de Río 2016 comparte gran parte de su vida en Instagram, con la particularidad de hacerlo en tres idiomas: portugués, inglés e italiano. Sus posteos son sobre los momentos más importantes de su carrera deportiva. Desde el comienzo, Braz mostró sus rutinas de entrenamiento. A principios de mayo realizó una publicación en la que contó que después de 63 días podría volver a la actividad en el Centro de Formación Olímpica de Formia, Italia, donde reside. Por otra parte, cuando empezó la pandemia, promocionó un video del Instituto Neymar Junior en el que enseñaban los cuidados para prevenir el contagio.

Braz, en Pascuas (@thiagobrazpv)

SHELLY ANN FRASER PRYCE (JAMAICA, 100 METROS EN VELOCIDAD)

Shelly es otra doble campeona olímpica que buscará una nueva medalla dorada en Tokio 2020 antes de retirarse. La velocista estuvo comprometida desde el comienzo con la situación que se vive en el mundo, ya que fue parte de un video de animación patrocinado con recomendaciones para prevenir el coronavirus; y otro con personalidades jamaiquinas pidiendo por el cuidado y la unión del país durante la pandemia. En todas sus publicaciones se mostró positiva, rodeada del amor de su familia y apoyándose en la religión. También compartió recetas, entrenamientos y frases motivadoras.

CAELEB DRESSEL (ESTADOS UNIDOS, NATACIÓN)

La nueva estrella de la natación mundial tiene un estilo particular. Si bien Estados Unidos no tuvo tantas restricciones como otros países, Dressel adoptó un nuevo hobbie para divertirse durante la cuarentena: realizar Podcasts en YouTube, donde cuenta con más de 10 mil suscriptores. En una nota con NBC Sports, el nadador expresó: “Quería hacer algo fuera de la natación para poner energía y siento que así las personas van a poder conocerme mejor”. En su perfil de Instagram, creado en marzo, su perra Jane y sus amigos son los protagonistas. Además, realizó una nota para el diario italiano “La Stampa”, en la que afirmó que no se lamenta por la suspensión de los Juegos Olímpicos ya que también está ocupado con la organización de su boda con su novia, Meghan Haila.

PAULA PARETO (ARGENTINA, JUDO)

La campeona olímpica comparte día a día mensajes motivadores junto a sus rutinas de entrenamiento, que cada vez son más exigentes, en su preparación para Tokio 2020. En marzo, la judoca había viajado a Rusia para volver al tatami después de una intervención, pero regresó a los pocos días debido a la suspensión del torneo por el COVID-19. Al comienzo de la cuarentena, donó sangre por primera vez, ya que debido a su peso no había podido realizarlo anteriormente.

La traumatóloga también se hizo cargo del proyecto de solidaridad Huella Weber en comedores de Buenos Aires para continuar con el trabajo de su colega y amigo, Braian Toledo. En una entrevista a Página 12, la Peque aseguró su presencia en Japón: “Cuando me ponés un palo en el camino, me motivás a seguir. Así que no me voy a quedar. La realidad es que somos deportistas y no hay tanta diferencia entre un año y otro”, expresó.