Lewes FC: el único club en el mundo que emprende y reclama la igualdad de derechos - De Taco | Abrimos el juego

Hace tres años Lewes FC trascendió por lanzar la campaña Equality FC, que aplica y promueve el trato igualitario entre sus planteles femeninos y masculinos de fútbol, convirtiéndose así en el único club del mundo en darle forma esta iniciativa. Y cuando se menciona que no tiene un dueño millonario ni grandes sponsors que inviertan elevadas sumas de dinero, y que son los hinchas los que mantienen al club, la mayoría se pregunta cómo lo hace. La respuesta es: con estrategias y proyectos a futuro -y mucho amor por los colores-.

Lewes es una ciudad dentro del condado de East Sussex, al sur de Inglaterra, con apenas 16 mil habitantes. Se ubica a 70km de Londres y a 8km de Brighton, y la forma más rápida -y económica- de llegar es en tren o colectivo. Es antigua y pintoresca, está rodeado de colinas y sus puntos principales de atracción son los jardines repletos de flores y un castillo construido en 1078 que ofrece vistas panorámicas de toda la ciudad. Los vecinos son amables, se ayudan para mantener los pequeños comercios activos y suelen cruzarse los días de partido en el Estadio Dripping Pan. Pero hace un par de años este presente era  impensado…

A principios del 2000 el club comenzó a tener problemas económicos como consecuencia de una crisis que había afectado a todo el Reino Unido. En 2010, ya sin fondos y con su equipo masculino en la última categoría, estaba a punto de afrontar la liquidación cuando un grupo de aficionados, que se hacían llamar Rooks125, lograron que la institución pasara de ser una propiedad privada a una sociedad de beneficio comunitario de propiedad masiva llamada ‘Lewes Community Football Club’.

Mapa mundial de los propietarios de Lewes FC

Los hinchas salvaron al club, pero hizo falta volver a empezar. Por eso los miembros de Rooks125 formaron una junta ejecutiva inaugural en la que buscaron mejorar los procedimientos de trabajo para evitar volver a pasar por una situación dramática y poder salir adelante lo más rápido posible. Una de las formas que implementaron para recaudar dinero y que los hinchas pudieran involucrarse con el club fue permitirles que se conviertan en propietarios. Esto -aún hoy- consiste en darles la posibilidad a los aficionados de que compren una acción y participen en la toma de decisiones. Si bien las acciones son ilimitadas, independientemente de quién sea la persona y cuánto dinero quiera aportar, sólo se le otorgará una acción para evitar que el poder se concentre en manos de unos pocos. El monto que deben abonar anualmente es de 40 libras esterlinas y, aquellos que quieran convertirse en un “Grander” -socio de por vida-, pueden hacer un único pago de 1000£. El lema es “un propietario, una acción, un voto”. Actualmente, el club tiene alrededor de 1500 propietarios en más de 30 países de todo el mundo.

Los nuevos manejos y la relación tan estrecha con la comunidad de Lewes hicieron que el club adoptara una visión más igualitaria del fútbol. Por esta razón, en 2017 decidieron lanzar la campaña Equality FC que consiste en brindarle no sólo el mismo salario a sus equipos femeninos y masculinos, sino también las mismas instalaciones y herramientas para que ambos planteles puedan trabajar bajo igualdad de condiciones. «Como fanáticos del fútbol, todos queremos ver ganar a nuestro equipo, sin importar el género. Paridad significa darles a todos las mismas oportunidades para lograr las mismas recompensas», expresó Darren Freeman, entrenador del conjunto masculino que participa en la Isthmian League (séptima división), a la BBC.

Para las jugadoras esta medida fue muy relevante al momento de decidirse a fichar por Lewes FC, donde aseguran que se sienten valoradas. El club afirma que la repercusión fue mayormente positiva, y la gerente general de la disciplina, Maggie Murphy, lo grafica de la siguiente manera: “Hemos visto que el público se ha cuadriplicado desde que tomamos la decisión de introducir la paridad en los presupuestos de marketing, y eso a pesar del hecho de que hemos aumentado los precios de las entradas en un 160%”. Sin embargo, es una realidad que muchas personas en el mundo están en desacuerdo con esta iniciativa, y las críticas se hicieron presentes principalmente en las redes sociales. No obstante, el director de marketing e impulsor de esta medida, Charlie Dobres, es consciente de que no todos  los clubes pueden aplicar esta igualdad y confiesa: “Nosotros pudimos hacerlo mucho más rápido porque las cifras aquí son mucho más pequeñas” y desafía al resto de los equipos a que empiecen a pensar en instrumentar esta práctica.

Pocos meses después de la puesta en marcha de un fútbol más igualitario, la Asociación de Fútbol Inglés (FA) realizó una reestructuración de las dos categorías más importantes del país con el fin de lograr una competencia 100% profesional. Tras presentar un proyecto que garantizaba solidez dentro y fuera del campo de juego, la licencia para Lewes FC fue aprobada -a pesar de disputar una liga inferior- y el conjunto de East Sussex pasó a competir en la segunda división inglesa: la Women´s Championship.

El crecimiento del fútbol femenino en Inglaterra -y en el mundo- es un hecho, aunque la pandemia por COVID-19 trajo consigo algunas trabas y evidenció importantes problemáticas. Una de ellas fue la desigualdad en el apoyo económico que brindó la FA para el retorno de las competencias, y la otra reflejó la abismal diferencia entre la cantidad de dinero que reciben los equipos femeninos y masculinos en la FA Cup. Con el propósito de que esta situación se modifique, Lewes FC le envió una carta a la Asociación inglesa reclamando una distribución equitativa en los premios otorgados a los equipos de ambas competencias que no sólo serán de gran ayuda para los afectados en este contexto de pandemia, sino que a su vez representará una inversión que impulsará aún más el desarrollo del fútbol femenino en las diferentes categorías.

The Rookery 3G, el complejo deportivo de Lewes FC

Pese a la ausencia de respuesta de la FA, el club continúa trabajando con el fin de lograr la igualdad de género desde las divisiones inferiores. A su vez, se unieron a la campaña “Todxs juegan” utilizando cordones multicolores en sus botines, y paralelamente brindaron capacitaciones para periodistas acerca de la inclusión y el racismo. Hace algunos años Lewes FC construyó The Rookery 3G, uno de los campos de entrenamiento más modernos del país, con canchas a disposición de  todas las categorías del club y de la comunidad. Allí se brindan clases de fútbol terapéutico para veteranos, colonias infantiles y una academia para las mujeres que quieren dedicarse al fútbol.

Charles Dobres reconoce la realidad compleja que atraviesan los clubes. Sin embargo, consciente de la importancia de la igualdad en el deporte, invita a otros equipos y a la FA a que se replanteen ciertas estructuras: “Nadie puede decir que no se puede hacer, porque nosotros ya lo hemos hecho”, asegura con convicción.