El fútbol y los Beatles, una relación 'complicada' - De Taco | Abrimos el juego

Liverpool, Everton y The Beatles. Sólo pueden mezclarse en una frase, ya que hay pocas referencias entre el fútbol y la banda inglesa más famosa de la historia. John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr fueron reservados con respecto a este asunto, se cree que por pedido de Brian Epstein, su mánager. Aún así, ninguno de ellos era un apasionado de este deporte. «Hay tres equipos en Liverpool y yo soy del otro», expresó con gracia Harrison en una ocasión. Paul es el más ‘fan’. En una entrevista para el suplemento deportivo de «The Observer», se refirió a la rivalidad entre Reds y Toffees: «Los dos son grandes equipos, pero cuando llega la hora de la verdad, soy un evertonian», afirmó.

En la portada de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, su octavo álbum de estudio, aparece un joven pelirrojo, aunque en realidad la imagen de su rostro está en blanco y negro. Se trata de Albert Stubbins, un delantero que jugó siete temporadas en Liverpool. Fue el único futbolista seleccionado entre todas las celebridades que decoraron la tapa. ¿Por qué Stubbins? Se rumoreó que a John le gustó su nombre. Y la canción Dig It del disco Let It Be nombra a Matt Busby, el escocés que jugó en Liverpool cinco temporadas y tiempo después dirigió a Manchester United.

En 1974, John lanzó su álbum Walls and Bridges con un diseño de tres dibujos hechos por él. Uno de ellos retrata la final de la FA Cup 1952, donde Newcastle venció 1-0 al Arsenal en Wembley gracias al gol del chileno Jorge ‘George’ Robledo. Lo pintó cuando tenía once años. Y si de partidos de fútbol se trata, la escena de Eleanor Rigby en la película Yellow Submarine muestra a dos equipos, uno con camisetas azules y otros rojas (sí, como Everton y Liverpool). Por otro lado, en la filmación del clip Blue Jay Way (1967) para el filme Magical Mystery Tour, Paul, George y Ringo son captados jugando con una pelota de fútbol, aunque con sus manos.

Walls And Bridges : John Lennon: Amazon.es: Música

Paul ha mencionado que, en su familia, la mayoría es fan de Everton. En 1966 asistió a la final de la FA Cup entre los Blues y Sheffield Wednesday junto a Lennon y, dos años más tarde, a una nueva definición vs. West Bromwich Albion. En junio de 2018 y a través de su página web, McCartney reveló: «Me gusta el fútbol inglés. ¡Realmente me gustan todos los grandes eventos! Hace unas semanas, Liverpool jugó contra Real Madrid en Kiev (final de la Champions League 2018) y fue un gran partido para mí».

Además, comentó que conoció a Kenny Dalglish, exjugador y entrenador de Liverpool. «Solía llevar al equipo a algunos de nuestros shows y me agradó. Entonces pensé: ¡También voy a apoyar al Liverpool!». Sin embargo, admitió: «Es un sacrilegio, como animar a Chelsea y Tottenham (derbi del noroeste de Londres), pero como son equipos de la ciudad, tengo lealtad por ambos».

El fútbol ama a los Beatles

La década del 60 fue mágica para la ciudad de Liverpool. Los Beatles saltaron al estrellato y los Reds tomaban protagonismo en el fútbol inglés bajo el mando del entrenador Bill Shankly. La actual voz del estadio de Anfield, George Sephton, explicó al sitio oficial de los Rojos que The Kop (la histórica tribuna del equipo) tomó a Merseybeat (música pop característica de los Beatles y otros grupos de la ciudad en aquella época) y lo trasladó hacia la cultura futbolera.

Jürgen Klopp, actual DT de Liverpool, es un gran admirador de los Fab Four y lo ha demostrado en varias ocasiones. Por ejemplo, en 2016 lució una remera negra con el nombre de la banda durante una conferencia de prensa. Y para celebrar el cumpleaños número 80 de John Lennon, el 9 de octubre de 2020, grabó un video especial con canto incluido a través de la cuenta @VisitLiverpool. También lo hizo el italiano Carlo Ancelotti, técnico de los Blues.

Resulta curioso y llamativo que, en una ciudad tan futbolera como Liverpool, estos cuatro hombres no mostraran mucho interés en el deporte más popular del mundo. La conexiones existen, pero carecen de sentimiento. En definitiva, podría decirse que The Beatles eran hinchas… pero de la música.