La pandemia y el impacto en la salud mental de los deportistas - De Taco | Abrimos el juego

¿Cómo mantenerse en forma sin poder entrenar? ¿Cómo planear una metodología de trabajo y aspirar a una medalla ante esta dificultad? Estas cuestiones significaron un gran desafío para los deportistas de alto rendimiento frente al inédito escenario de una pandemia mundial. Frustración, ansiedad, sensación de pérdida de tiempo y falta de sueño fueron estados que, en algunos casos, tuvieron que aprender a dominar.

Sí, las habilidades mentales también deben ejercitarse. Así como las rutinas virtuales, los entrenamientos por streaming y el acondicionamiento de los espacios del hogar fueron fundamentales para continuar o replantear con el cumplimiento de los objetivos, la adaptación emocional también resultó necesaria.

Camila Rivatta, licenciada en psicología aplicada al deporte, acompañó durante el aislamiento a varios deportistas de alto rendimiento. Sobre su trabajo, reconoció: «Nos enfrentamos a un entorno al que nadie nos preparó: ni el entrenador, ni nuestros papás, ni los profes de la escuela. Tampoco tenemos a quién recurrir para que nos dé una respuesta concreta. Si bien los atletas cuentan con grandes recursos, la gran mayoría los tiene inconscientes, es decir, no sabe que los tiene o cuáles son los puntos que más debería desarrollar«.

Si bien cada uno cuenta con su propia realidad emocional, Rivatta desarrolla estrategias de afrontamiento. «Por un lado, trabajamos con el reconocimiento de aquellas cosas que son posibles de realizar hoy. Si eso excede a la realidad del deportista, como el caso de la pandemia, nos enfocamos en la reestructuración cognitiva, la interpretación de lo que está pasando. ¿Es un suceso trágico y terrible o es una oportunidad para salir fortalecido?», recalcó a De Taco. Son objetivos a corto plazo para mantener la motivación, y que permiten ver un resultado.

Otra vertiente que recomienda la profesional es trabajar directamente sobre los síntomas con, por ejemplo, técnicas de relajación y mindfulness (estar atento de forma intencional a lo que hacemos, sin juzgar o resistirse a la experiencia). Todas estas emociones que se desatan traen problemas de sueño y desorganización de las rutinas que impactan en los hábitos diarios.

Alerta: cómo prevenir lesiones en la vuelta

A lo largo de su carrera, Fernando Gago sufrió 23 lesiones. Sin embargo, el volante central de Vélez siempre logró sobreponerse y su entereza es innegable. Ante este cuadro, la pregunta es: ¿Qué rol juega la mente? «Las lesiones se miran desde el lado físico, pero hay un componente psicológico muy importante. Las emociones preparan al cuerpo para enfrentar una amenaza y a la ansiedad que tendría que ver con un stress generalizado. Entonces, los músculos se tensan. En el caso del fútbol, el deporte más popular y consumido en nuestra cultura, el contexto de presión y stress se encuentra naturalizado y esto es lo que más predispone para lesiones musculares«, indicó Rivatta.

Frente al actual escenario de incertidumbre y de ansiedad por el que atraviesan muchísimos deportistas en nuestros país, el regreso sin tomar en cuenta a las emociones puede convertirse en una pesadilla o en una oportunidad. «Estas situaciones se pueden prevenir haciendo consciente estas emociones y cuestionando por qué naturalizamos el stress en el deporte. Y ahí reside el error. Se pierde la esencia del juego. Al nivel que sea, siempre hay que velar por el disfrute», recalcó la profesional quien también admitió que en algunos casos las lesiones pueden ser un «alivio».

La adaptación también se entrena

Julieta Lazcano, capitana de Las Panteras (Selección Argentina femenina de vóley), atraviesa de una manera particular este proceso. Hace algunos años complementa su entrenamiento físico con la práctica de yoga. Según su experiencia, esta herramienta la ayuda a concentrarse en el presente y le aporta mayor adaptación. «Tuvimos una charla dictada por profesionales del ENARD y la mayoría de los deportistas pasaba por esta situación de incertidumbre, o sea, de no saber para qué, cuándo y por qué estás entrenando. Sé que soy algo así como un caso especial, pero me pasa que cuando voy terminando las temporadas, no sé en qué país voy a aterrizar y me mantengo entrenando siempre», indicó.

La cordobesa admite que el proceso de aprendizaje no fue ‘mágico’: «Trabajar estas situaciones con mi psicóloga me ayudó a aprender ellas. Ahora entiendo que tanto la adaptación como la aceptación de lo que te toca, también se entrena«, comentó. «En la pandemia acepté que estas eran las condiciones. Me mantuve entrenando y en ningún momento la bajoneé. Lo utilicé para recuperar lesiones y motivarme para los Juegos», cerró.