De La Masía a la Premier League: Adama Traoré, el talento que marca la cancha - De Taco | Abrimos el juego

Se formó en La Masía, donde sorprendía por su velocidad, una cualidad que lo identifica. Adama Traoré es hijo de inmigrantes de Malí y nació en el distrito de Les Corts de la ciudad de Barcelona, muy cerca del Camp Nou, hogar del club que lo acogió desde los siete años. Entre regates, trabajo duro, esfuerzo y compromiso, llegó al filial, es decir, el ‘Fútbol Club Barcelona B’. Potenció su físico y evolucionó.

El debut en la primera del Culé llegó cuando tenía tan sólo 17 años en la temporada 2013/2014 y gracias a la consideración del entrenador argentino Gerardo ‘Tata’ Martino. “Recuerdo encontrar a un chico listo para dar el gran salto, bien formado tanto de forma física como futbolísticamente”, expresó con cariño el Tata a De Taco. “Tenía todo el atrevimiento de un chico joven, con muchas capacidades y muy consciente de su potencial”, agregó el actual DT de la Selección mexicana.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Adama Traoré makes debut with @fcbarcelona | Debut de Adama Traoré #fcblive

Una publicación compartida de FC Barcelona (@fcbarcelona) el

Adama ingresó a los 82 minutos del partido entre Barcelona y Granada por La Liga. Lo hizo en lugar de Neymar. Su talento se evidenció en una jugada donde dejó a tres rivales en el camino y remató al arco. Aunque el disparo fue contenido por el arquero, se ganó el aplauso de algunos de sus compañeros, como Cesc Fàbregas. Sólo disputó cuatro encuentros con el plantel superior y marcó un gol.

Sobre el final de la temporada 2014/2015 se mudó a Inglaterra. Aston Villa le echó el ojo y lo compró. “Lo he rastreado durante mucho tiempo. Es un chico grande y poderoso, muy rápido, dinámico y un jugador inconformista”, admitió Tim Sherwood, entrenador del conjunto de Birmingham en aquél entonces. Por su parte, Traoré manifestó su entusiasmo por encarar una nueva etapa y también agradeció al blaugrana: “En Barcelona me ayudaron a crecer como jugador y persona”, afirmó.

Sin embargo, la experiencia no fue la mejor: se lesionó, permaneció al margen durante algunos meses y contó con sólo diez apariciones en la Premier League. Por su parte, los Villanos descendieron tras una pobre campaña en la que sumaron 17 puntos. Ya en la Championship (Segunda División), jugó 16 minutos antes de mudarse a Middlesbrough en un intercambio por el ghanés Albert Adomah. Allí volvió a la máxima categoría del fútbol inglés, aunque sin suerte, ya que el Boro tampoco pudo mantener la categoría.

Los buenos momentos llegaron tras el arribo del entrenador Tony Pulis en reemplazo de Garry Monk, quien ya sabía de su potencial por haberlo visto en Aston Villa cuando dirigía a West Brom. Traoré entró en confianza, contó con un lugar, marcó goles y aportó asistencias. Y eso no es todo: en mayo de 2018 fue galardonado con tres premios gracias a la elección de los fans y sus compañeros. Fue el mejor del año sin discusión. Tres meses más tarde, fue traspasado al Wolverhampton Wanderers, el lugar donde se consolidó.

Siguió progresando, de manera física y táctica. En estos años, su musculatura aumentó aún más, tal es así que lo han comparado con el personaje de Hulk. Sus buenas actuaciones lo han premiado con la convocatoria a la Selección Española. “Es muy diferente a lo que tenemos, desborda como nadie en Europa. Me encantan muchas cosas de él, pero también tiene otras a mejorar”, admitió Luis Enrique, seleccionador de la Roja, en conferencia de prensa. Lo llamaron por tercera vez y fue la vencida. Debutó el 7 de octubre frente a Portugal en un amistoso. Ingresó promediando el segundo tiempo, en reemplazo de Sergio Busquets.

Si de augurios se trata, Martino cree que la evolución de Adama “está dada en algo muy normal que se consigue conforme va adquiriendo experiencia y es la continuidad en el juego dentro de un mismo partido”. Bajo esta línea, remarcó: “Se ha transformado en un futbolista capaz de conseguir todo lo que se proponga“.