Nicolás Burdisso: "Rechacé la propuesta de Independiente por cuestiones ligadas al año de elecciones" - De Taco | Abrimos el juego

Luego de rechazar recientemente la propuesta de Independiente como manager para reemplazar a Jorge Burruchaga, el ex defensor central Nicolás Burdisso busca nuevos desafíos para su carrera. Ya hace un año que se despidió de Boca como director deportivo, experiencia que le dejó “sensaciones positivas”, y ahora analiza posibles nuevos destinos para desembarcar, tanto en Sudamérica como en Europa.

-En este mes tuviste un acercamiento para ser manager de Independiente, pero expresaste que tu idea era ir al fútbol italiano para un nuevo cargo… ¿tu futuro está cerca de Europa o de Argentina?

-Sí, tuve contacto con la gente de Independiente. Me junté, hablamos de cómo era hoy la situación del club y de mis ideas. Fue una buena charla, pero rechacé la propuesta por cuestiones ligadas al año de elecciones. Ya pasé por la situación de estar trabajando durante un año y tener que cortar proyectos por una cuestión política, no quisiera que otra vez me pase lo mismo. Mi futuro está en el fútbol obviamente, siempre como director deportivo. Puede ser en Sudamérica o en Europa. No tengo la ansiedad de volver a Europa, porque sé que voy a volver, y en Argentina aceptaría un proyecto que me dé la posibilidad de trabajar.

-¿Qué es lo que buscás como manager en un equipo?

-En un proyecto técnico lo que busco es desarrollar una idea que permita alcanzar los objetivos que establece el club o los dirigentes. Hay lugares históricos que tienen los objetivos definidos, pero la mayoría de clubes van definiendo sus objetivos año a año. El director deportivo es el encargado de decidir y delinear las formas para llegar a esos objetivos: el armado del plantel, la decisión del técnico, la elección de los jugadores junto con el técnico, el desarrollo del ‘scouting’ para buscar jugadores y, obviamente, las divisiones inferiores. Junto a esto también la comunicación, la imagen del club y un montón de otras cosas más. Esa es mi manera de trabajar y así la entiendo.

-¿Qué mirás a la hora de buscar un técnico o comprar y vender jugadores?

-Hay un montón de parámetros y están ligados, netamente, a los objetivos del club. Si un club quiere comprar y vender jugadores para aumentar su capital, obviamente voy a tener que buscar un perfil de entrenador, pero si un club quiere ganar la Conmebol Libertadores o la Champions League, objetivamente, voy a tener que elegir otro perfil de entrenador y otro tipo de jugadores para construir un plantel competitivo. Siempre se adapta todo a dos cuestiones casi básicas que son los objetivos y los recursos, respetando la historia del lugar.

-¿Cuáles fueron tus sensaciones luego de tu paso como manager de Boca?

Mis sensaciones luego del paso por Boca son más que positivas. Fue un año de trabajo donde pude desarrollar mis ideas, me expresé y fundamenté cada decisión para que sepan por qué lo hacía, y donde traté de hacer un proyecto integrado con grandes jugadores en el primer equipo, de experiencia y jóvenes, y con mucho trabajo en inferiores y en la captación de futbolistas. Traté de integrar a todas las áreas, a toda la gente y a los hinchas de Boca.

-¿Cuál es tu opinión sobre el fútbol argentino?

-Pienso que el fútbol argentino hoy está en una encrucijada muy importante porque creo que el sostén o la base del fútbol argentino son los entrenadores. Hay una camada de grandes entrenadores en el fútbol argentino y también afuera, y eso hace que se vea un campeonato competitivo, y equipos que juegan y tienen ideas de juego, por más que te gusten o no. Por eso veo el campeonato argentino competitivo en ese aspecto, como también en Sudamérica. Creo que hay que desarrollar mejor lo que es la construcción de los equipos. Argentina tiene que saber qué lugar ocupa en el fútbol del mundo y para mí es el de formar talentos para venderlos. Lamentablemente es así, no podemos competir económicamente con otras realidades, por eso mi idea es que el talento verdadero, el jugador diferente, se encuentra en las inferiores, y no se lo puede comprar o traer de afuera. De hecho, hay que formar equipos donde se proteja este talento, se potencie y también se lo trabaje. De esta manera, hay que darles mucha importancia a las inferiores, a los formadores y la competencia, además de mejorar las estructuras. Es un momento bisagra para que el fútbol argentino explote, porque económicamente quedamos muy atrás hasta con algunos países de Sudamérica que pueden pagar salarios muchos más altos.

-Por último, ¿en algún momento de tu vida te ves como dirigente de fútbol o lo descartás por completo?

-Me veo como director deportivo, no como dirigente administrativo. Jamás, porque vengo de la cancha y me preparé para ser entrenador. Y elegí ser director deportivo porque es mucho más grande, el impacto es mucho más general, tengo capacidades para hacer más cosas que surgen en la cancha, estoy al servicio del técnico y me gusta desarrollar proyectos deportivos, desde abajo hasta arriba.

Si llegaste hasta acá y te gusta nuestro contenido, te invitamos a visitar nuestra tienda con la que financiamos y bancamos la autogestión de De Taco 👉 TIENDA