Diego Forlán: "Me definiría como un técnico pragmático" - De Taco | Abrimos el juego

En agosto de este año anunció su retiro del fútbol sin poder cumplir su sueño de vestir por última vez la camiseta de Peñarol: “La verdad que tenía muchas ganas de volver, pero no se pudo dar, no hay ningún rencor. Me ha pasado con otros equipos. Son negociaciones que no salen y por algo se dan”, indicó Diego Forlán.

Sin embargo, el destino le tenía reservado un papel mejor a ‘Cachavacha’, quien iniciará su carrera como técnico en el club uruguayo del cual afirmó que es ferviente hincha, acompañado por su hermano Pablo, Juan Castillo y con Santiago Alfaro de preparador físico.

-¿Influyó tu hermano en la decisión de ser entrenador?

-No, no influyó mi hermano, pero sí la situación de poder tener la posibilidad de estar trabajando juntos en una misma cosa. Mi hermano está trabajando conmigo ya hace muchísimos años y es mi mano derecha, mi persona de confianza y mi amigo. Hemos estado trabajando juntos hace más de 20 años.  La diferencia ahora es que estaríamos trabajando en un mismo rol, que me gusta y me entusiasma. Sería un orgullo para mí también tener a papá, que es un consejero, acompañándonos, pero en una onda más tranquila. Obviamente apoyándonos y dándonos su experiencia que tiene y es mucha.

-¿Cuál es tu estilo como técnico?

-Me definiría como un técnico pragmático. Intentaría primero ver qué tengo en el plantel y vería qué puedo lograr con esos jugadores, de acuerdo con las urgencias de cada equipo. Obviamente me encantaría tener un estilo de trabajo, una metodología, pero dependerá del tipo de jugadores que tenga.

-¿Sos consciente de que tu partido de despedida será la última vez que salgas como jugador a una cancha?

-Este es un partido de despedida, diferente a cuando jugaba al fútbol, así que lo tengo totalmente asumido que ya no soy jugador de fútbol. Esto es poder disfrutar con amigos, familia y mucha gente conocida que pueda acompañar esa noche. No lo veo desde ese lado, sino como una fiesta y de poder regalarme esa noche.

-¿Qué cosas pusiste en la balanza para decirle que NO a la secretaría técnica en Independiente?

-Siempre tuve como prioridad ser entrenador. Desde que estaba jugando al fútbol fue mi prioridad.Por eso decidí hacer el curso, era algo que anhelaba y fue una de las cosas que pesó más en la balanza. Obviamente cuando salió la posibilidad de serlo me sedujo, siendo Independiente, era un cargo muy lindo y algo relacionado al fútbol. Quise reunirme por respeto, por el cariño que le tengo al club y también para saber y escuchar de qué se trataba. Siempre fui claro con ellos, desde el inicio al final de la reunión, la única que tuvimos, así que estoy muy agradecido porque me hayan tenido en cuenta.

-Como emblema de Independiente ¿Cómo describirías la situación actual del club?

La verdad que ponerme hablar de lo que está pasando Independiente hablaría mal de mí. Sería una falta de respeto, por más que nosotros en Uruguay consumimos mucha televisión argentina y estamos constantemente viendo el fútbol, noticias y programas. La verdad es que no tengo conocimiento de lo que realmente está pasando dentro del club. Sé que ha crecido en infraestructura y sé que no hace mucho tiempo han ganado la Copa Sudamericana. Es un equipo importante, con grandísimos jugadores, pero los resultados no se vienen dando. Obviamente que la exigencia de los hinchas es grande, siempre lo fue, y lo va a seguir siendo porque es un club grande. Es uno de los clubes con más copas internacionales y la hinchada quiere resultados. Las exigencias siempre van a estar, más sabiendo que cuando llegás a un club como ese uno de los desafíos es lograr cosas importantes. Cuando te pones el escudo de una camiseta tan importante como esa tenés que dejar lo mejor y llevar al club a lo más alto.

-¿Te arrepentís de algo en tu carrera?

-No, la verdad que no. Tanto de las cosas malas o errores que pude haber cometido, aprendí de los mismos. Obviamente de lo bueno uno va a estar contento. Soy lo que soy por lo que vengo haciendo como jugador y más como persona. Soy un agradecido y un privilegiado por haber vivido todo lo que viví en esta profesión, que es mucho más de lo que hubiera imaginado de chico.