¿Jordan o LeBron? Yo elijo a… - De Taco | Abrimos el juego

Space Jam 2 viene generando expectativas desde su anuncio. La película tiene previsto su estreno el 16 de julio, casi 25 años después de la original y, nuevamente, surge la comparación entre sus protagonistas. Michael Jordan vs LeBron James ¿Quién es el mejor jugador de básquetbol de todos los tiempos? Es el debate que siempre se revive pese a que jugaron en dos épocas totalmente diferentes.

Comenzando por sus primeros pasos en la NBA, Jordan fue elegido por Chicago Bulls en el tercer lugar del Draft de 1984, detrás de Hakeem Olajuwon (Houston Rockets) y Sam Bowie (Portland Trail Blazers), mientras que los Cleveland Cavaliers escogieron a LeBron en la primera posición del Draft de 2003, dos meses después de que Jordan se retirara por tercera y última vez, impidiendo así su enfrentamiento en una cancha.

El nombre Michael Jordan se convirtió en la primera marca importante en la historia de la NBA y con él, la franquicia de Chicago Bulls, fue la más victoriosa en los ’90s. Marcó un antes y un después en el básquet y fue la inspiración de muchos talentos, como el mismísimo LeBron, quien lo describió como su “Jesucristo Negro”.  Pero… ¿ser el primero te hace ser el mejor?

Si es así, eso es algo que LeBron nunca va a poder lograr, ya que en el año en que nació, Jordan ya había dado sus primeros pasos en la NBA. No obstante, el nacido en Akron, con 19 años, comenzó su carrera sin ni siquiera haber pasado por la NCAA (College Basketball) para perfeccionar sus habilidades, algo que llamó la atención de muchos, ya que llegó a los Cavs como el héroe local que salvaría a la franquicia.

Las estadísticas pueden inclinar fácilmente la balanza para un lado u el otro. En 1991, Jordan se coronaba en su primera final con 28 años contra los Lakers de Magic Johnson. Los Bulls ganaron la serie por 4-1 y él fue premiado con el MVP, promediando 31.2 puntos con un 56% en tiros de campo, 11.4 asistencias, 6.6 rebotes, 2.8 robos y 1.4 tapones.

Pero James no se quedó atrás y subió la apuesta, aunque el resultado final fue negativo. A los 23 años llegó a su primera final siendo el mejor jugador de los Cavaliers, equipo que por primera vez conseguía llegar a la definición de la NBA, contra la cuarta de su rival, San Antonio. El resultado fue 4-0 a favor de Los Spurs, con Tony Parker nombrado MVP. Su promedio fue 42,6 minutos por partido, 22 puntos, 7 rebotes y 6,8 asistencias.

Por otro lado, los anillos siempre son un factor clave cuando se quiere realizar una comparación y el ex jugador de Chicago Bulls marcó un récord. Se consagró seis veces, sin ninguna derrota, y cosechó seis premios de MVP bajo el mando de Phil Jackson, mientras que el alero de los Lakers llegó a su cuarto anillo y cuarto premio MVP, en sus 10 Finales disputadas. El Rey se posiciona, junto con Kareem Abdul-Jabbar, como el tercer jugador que jugó más finales de NBA, detrás de Sam Jones y Bill Russell. Además, rompió una racha de 52 años en Cleveland y 10 años en Los Ángeles sin conseguir títulos.

No es menor que Su Majestad se haya tomado un descanso en su carrera entre las Finales de 1993 y el cierre de la Fase Regular 1994/95. Luego jugó dos campañas más en Washington Wizards, aunque no llegó a los Playoffs. En ese sentido, se valora la vigencia de LeBron con 18 temporadas ininterrumpidas como profesional, liderando y siendo campeón en tres equipos, con diferentes entrenadores, como Erik Spoelstra, Tyronn Lue y Frank Vogel.

Para poner en contexto dichos títulos, es necesario analizar también a los equipos que los acompañaron. Los de Jordan llegaron a las Finales con un Rating ELO de 64 puntos mayor al de sus rivales, y de las seis finales que jugó, fueron cinco en las que llegó con mejor equipo a disputarlas, con jugadores estratégicos como Scottie Pippen, Horace Grant, Toni Kukoc, Dennis Rodman, Ron Harper, entre otros, exceptuando la de 1998, contra Utah Jazz. En cuanto a LeBron, sus equipos tuvieron un Rating ELO de 68 puntos menor que sus rivales, con jugadores como Tristan Thompson, Shane Battier, Kevin Love, Kyrie Irving, Chris Bosh, Anthony Davis y Dwyane Wade.

Asimismo, los rivales que enfrentaron poseen un papel importante en esta historia.  A diferencia de Jordan, que jugó contra equipos complicados como los Boston Celtics de 1985/86 o a los Milwaukee Bucks 1985, LeBron nunca se enfrentó a un adversario de temer en el inicio.

En cuanto a sus destrezas, Jordan tenía fuerza, puntería, velocidad, habilidad y técnica. Siempre se lo caracterizó como un prodigioso anotador, con un promedio de 31,5 por encuentro, marca registrada cuando dejó los Bulls (con los Wizards alcanzó apenas los 21,2 puntos de media). Fue diez veces máximo anotador en la NBA y nadie se olvida ni de sus famosas acrobacias a la hora de encestar ni de sus definiciones de partidos en los últimos segundos. Fue reconocido en 1988, época en el que el torneo era muy físico, como el mejor defensor de la NBA e integró nueve veces el quinteto defensivo ideal. En su momento, se refirió Magic Johnson sobre él: “Está Michael Jordan y luego el resto de nosotros”.

Mientras que James es catalogado como un jugador muy completo, reboteador, distribuidor y generador de juego. Es un líder dentro y fuera de la cancha, debido a su compromiso social con la comunidad, a diferencia de Jordan que siempre eludió las cuestiones políticas en su carrera.  Por su parte, acumula más de 60 mil minutos de juego y se ha convertido en el tercero en toda la historia del a NBA en llegar a la cifra de los 35 mil puntos, detrás de Kareem Abdul-Jabbar y Karl Malone.  Su promedio como anotador es de 27,2 por partido, y acumula 9.669 asistencias, superando a Jordan por 4.657. Una asignatura pendiente para El Rey es la defensa, ya que le falta ser elegido cuatro veces más en el quinteto defensivo ideal para igualar a Su Majestad. “LeBron James está en camino. Si gana uno más, Michael y él van a estar ahí juntos porque es difícil decir que no es el más grande de todos los tiempos con Michael”, manifestó Magic Johnson en una entrevista a ESPN, en la que se refirió al último anillo conquistado por el alero de los Lakers durante la pandemia como el “campeonato más duro que ningún equipo ha ganado”.

Y ahora, de nuevo, llega esa pregunta en el centro del escenario ¿Quién es el mejor jugador de la historia de la NBA? La verdad es que no hay respuesta correcta, ya que eran dos épocas distintas en las que el básquet también se jugaba diferente. ¿Podría Jordan jugar actualmente y LeBron en aquellos tiempos? Desvalorizar o sacarle el mérito a uno u otro no tiene algún sentido. Basarnos en el exitismo de cada uno tampoco, porque uno fue un precursor que marcó el camino a seguir y el otro se inspiró en ello. Creo que no hay mejor descripción que la de James cuando le preguntaron periodistas por su comparación con Jordan y respondió: “No lo sé, voy a dejar que ustedes hablen de ello, pero espero su maldito respeto”.

Si llegaste hasta acá y te gusta nuestro contenido, te invitamos a visitar nuestra tienda con la que financiamos y bancamos la autogestión de De Taco 👉 TIENDA